viernes, 10 de marzo de 2017

10 ESTRATEGIAS BASADAS EN LA EVIDENCIA QUE TODO MAESTRO DEBERÍA CONOCER (II)

Seguimos con la segunda parte de la serie que iniciamos esta semana, a partir de un magnífico trabajo de investigación de Barak Rosenshine, en el que presenta 10 principios de instrucción basados en la investigación, junto con sugerencias para la práctica en el aula. Estos principios provienen de tres fuentes: Investigación en ciencia cognitiva, investigación sobre grandes maestros e investigación sobre apoyos cognitivos.


2. PRESENTE EL NUEVO MATERIAL EN PEQUEÑOS PASOS CON LA PRÁCTICA DEL ESTUDIANTE DESPUÉS DE CADA PASO: PRESENTE SOLAMENTE PEQUEÑAS CANTIDADES DE MATERIAL NUEVO EN CUALQUIER MOMENTO Y LUEGO AYUDE A LOS ESTUDIANTES MIENTRAS PRACTICAN ESTE MATERIAL.

Resultados de la investigación

Nuestra memoria de trabajo, el lugar donde procesamos la información, es pequeña. Sólo puede manejar algunos bits de información a la vez: demasiada información inunda nuestra memoria de trabajo. Presentar demasiado material a la vez puede confundir a los estudiantes porque su memoria de trabajo será incapaz de procesarla.

Por lo tanto, los profesores más eficaces no abruman a sus estudiantes presentando demasiado material nuevo a la vez. Por el contrario, estos profesores sólo presentan pequeñas cantidades de material nuevo a cada momento, y luego ayudan a los estudiantes a medida que estos practican con ese material. Sólo después de que los estudiantes hayan dominado el primer paso, los maestros pasarán al siguiente paso.
El procedimiento de enseñar primero en pequeños pasos y luego guiar la práctica estudiantil representa una forma adecuada de lidiar con la limitación de nuestra memoria de trabajo.

En el aula

Los profesores más exitosos no abrumaron a sus estudiantes presentando demasiado material nuevo a la vez. Por el contrario, sólo presentaban pequeñas cantidades de material nuevo en un momento dado y enseñaban de tal manera que cada punto se dominaba antes de que se introdujera el siguiente punto. Examinaron la comprensión de sus alumnos sobre cada punto y volvieron a enseñar el material cuando era necesario.

Algunos maestros exitosos enseñaron dando una serie de breves presentaciones usando muchos ejemplos. Los ejemplos proporcionaron aprendizaje y elaboración concretos que fueron útiles para procesar nuevo material.

La enseñanza en pequeños pasos requiere tiempo, y los maestros más efectivos pasaron más tiempo presentando material nuevo y orientando la práctica estudiantil que los maestros menos efectivos. Por ejemplo, en un estudio de instrucción de matemáticas, los maestros de matemáticas más eficaces pasaron unos 23 minutos de un período de 40 minutos en clases, demostraciones, preguntando y dando ejemplos de trabajo. En contraste, los maestros menos eficaces pasaron sólo 11 minutos presentando material nuevo. Los maestros más eficaces utilizaron este tiempo extra para proporcionar explicaciones adicionales, dar muchos ejemplos, comprobar la comprensión del estudiante y proporcionar suficiente instrucción para que los estudiantes pudieran aprender a trabajar de manera independiente sin dificultad. En un estudio, los maestros menos eficaces hicieron sólo nueve preguntas en un período de 40 minutos. En comparación con los maestros exitosos, los maestros menos efectivos dieron presentaciones y explicaciones mucho más cortas, y luego distribuyeron hojas de trabajo y les dijeron a los estudiantes que resolvieran los problemas. Se observó entonces que los maestros menos exitosos tuvieron que ir de estudiante en estudiante explicando nuevamente el material.

Del mismo modo, cuando se enseñó a los estudiantes una estrategia para resumir un párrafo, una maestra eficaz enseñó la estrategia usando pequeños pasos. Primero, la maestra modeló y pensó en voz alta al identificar el tema de un párrafo. Luego, dirigió la práctica hacia la identificación de los temas de los nuevos párrafos. Luego, enseñó a los estudiantes a identificar la idea principal de un párrafo. La maestra modeló este paso y luego supervisó a los estudiantes mientras practicaban tanto la búsqueda del tema como la localización de la idea principal. Después de esto, la maestra enseñó a los estudiantes a identificar los detalles de apoyo en un párrafo. La maestra modeló y pensó en voz alta, y luego los estudiantes practicaron. Finalmente, los estudiantes practicaron la realización de los tres pasos de esta estrategia. Así, la estrategia de resumir un párrafo se dividió en pasos más pequeños y hubo modelado y práctica en cada paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada